• Beatriz Torrez, Panamá

Desafíos entre Olas Rosadas

Hasta hace poco la labor del sector logístico era poco reconocido, sin embargo, por la pandemia se ha empezado a ver con asombro como un sector económico no se detuvo y aún sigue reinventándose para mantener el movimiento de materias primas y productos.


Han sido largos años los que nos han dejado de escuela cómo se va cambiando y aplicando lo que hoy conocemos hasta el cansancio como RESILIENCIA, siendo que el sector logístico siempre ha sido RESILIENTE.


Adentrándonos más en lo que se refiere a desafíos, el rol de la mujer en el sector logístico nos desencadena un análisis más profundo.


Según datos del LATAM e-Forum del 2020, llevado a cabo por la CePAL, tenemos estos datos:


  • Mujeres de Techos de cristal, deben mantener su trabajo a nivel gerencial y empleos formales.

  • Mujeres de las Escaleras rotas, (dejaron sus estudios por iniciar una familia o son madres solteras), han regresado al trabajo informal, han sido obligadas a dejar sus empleos.

  • Mujeres de los Pisos pegajosos, quienes no tienen oportunidades por su falta de escolaridad.


Más allá de tener datos relevantes que nos trasladan a la realidad, más allá de solo saber que el sector logístico no para de moverse, debemos voltear a ver la oportunidad que se nos presenta como actores del sector.


Tenemos la posibilidad de despegar los pies de mujeres sin escolaridad, incluyéndose en programas de adaptación y superación recordando que muchas veces en logística los “trucos” para que la rueda gire no se aprende en los libros; sino más bien en la práctica, por lo cual capacitar, compartir y educar a las nuevas generaciones debe ser un MUST.


Lograr transformar esas escaleras rotas por ascensores, que permitan a hombres y mujeres tener disponibilidad de capacitaciones cortas y puntuales que habitualmente las tenemos a mano en congreso y foros, los cuales brindan información puntual desde la vivencia de cada expositor.

Techos de cristal que sean cada vez más sensibles al impacto de nuevas generaciones como oportunidades que vengan impulsadas desde abajo; en vez de contener el impulso, hacer que ese impulso nos permita avanzar a nuevas etapas laborales.


Que esas olas rosadas que hemos surfeado sigan siendo experiencias que contar; aquellas que maticen nuestro CV, pero no para alimentar el EGO sino más bien para reconocer que como seres humanos podemos llegar a nuestros objetivos y hacer lo que nos apasiona considerando que quien está en el sector logístico debe tener pasión, pertenencia y coraje.


No se trata de una lucha de géneros, se trata de trabajar en conjunto para lograr tener una visión de 360°.

#TeamLogistica | @TeamLogistica | www.teamlogistica.com

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo